Cuando realizamos un análisis de gestión hotelera, debemos revisar uno de los indicadores que más tenemos que tener en cuenta; Revenue Per Available Room, nos indica la cantidad de dinero que se obtiene por habitación, pero teniendo sólo en cuenta aquellas habitaciones que están disponibles.

Como primera solución a nuestra cuestión de hoy, debemos revisar las restricciones de estancia mínima que cuenta nuestro hotel, según los patrones de reserva que podemos analizar en cada hotel, se establecen restricciones por la duración de la estancia según las distintas tarifas del hotel o a través de una segmentación de mercado.

Una vez revisada la estancia mínima, debemos revisar si contamos con diferentes tipos de habitaciones, podemos destacar atributos positivos de habitaciones; vistas al mar, spa, jacuzzi, etc. con éstos atributos podemos clasificar los tipos de habitación y aplicar un suplemento al precio base, y así realizar un RevPar por tipo de habitación.

Como tarea principal debemos estudiar nuestro posicionamiento en la mente del consumidor, para saber cómo percibe el cliente nuestro hotel, comparar nuestra posición dentro del mercado de la industria hotelera, y así poder identificar oportunidades y también ampliar nuestra oferta, para poder subir en el posicionamiento, y mejorar nuestra imagen y valor percibido.

LinkedIn